En 1986, el Ministerio de Cultura encarga a Manuel Gallego Jorreto el diseño de un nuevo edificio para el Museo de Belas Artes da Coruña, con destino en el solar del antiguo Convento de las Capuchinas.

El mal estado del edificio en ruinas y del entorno, motivó la decisión de levantar un inmueble de nueva planta, junta con la restauración de las antiguas celdas monacales y la conservación, en el lado sur del museo, de la iglesia del convento, hecha por Fernando de Casas y Novoa.

Las obras comienzan en el año 1989 con la recuperación de parte del convento y, un año mas tarde, se inicia el levantamiento de un nuevo edificio que será finalmente inaugurado el 12 de diciembre de 1995 y galardonado dos años más tarde, con el Premio Nacional de Arquitectura.


VÍDEO 
Manolo Gallego comenta el edificio del Museo de Belas Artes da Coruña, dentro de la exposición "DOMUSAE: Espacios para la Cultura".