mateo cerezo

Santa María Magdalena

Autores/as:
Cronología:
1660[ca]-1666[ca]

ATRIBUIDO A MATEO CEREZO

Siguiendo el modelo tradicional para representar a la Magdalena como penitente, su figura está vestida austeramente con un sencillo sayal y es evocada en soledad y en medio de la naturaleza para indicar su renuncia a las banalidades del mundo. Esta representación fue habitual en el arte barroco católico ya que para la Iglesia, la imagen del arrepentimiento y la penitencia de la santa era un ejemplo para fortalecer la fe de los fieles y un motivo para reflexionar sobre su salvación. En este lienzo tiene la aureola de la santidad y sostiene entre sus manos un crucifijo con un intenso fervor, que junto con las cadenas situadas sobre la roca, simbolizarían su identificación con Cristo crucificado. Para representar a la Magdalena, Mateo Cerezo creó dos modelos con la figura de la santa de medio cuerpo, que repitió con frecuencia y de los que se realizaron numerosas réplicas. Esta imagen correspondería al momento final de sus creaciones artísticas, cuando la gama cromática se reduce, los claroscuros se acentúan y la expresión de la santa adquiere un mayor misticismo.

Ficha técnica

Número de inventario:
2889
Materia / Soporte:
Lienzo
Contexto cultural / Estilo:
Barroco
Autores/as:
Cronología:
1660[ca]-1666[ca]
Clasificación:
Pintura
Iconografía:
Religiosa. Santos. Penitentes
Procedencia:
Asignación. Donación: Vilar del Valle, Amelia (12/06/1958)
Historial:

Un ejemplar similar al de este lienzo que se conserva en la Hermandad del Refugio de Madrid aparece citado y reproducido en Angulo Íñiguez, Diego. La pintura del siglo XVII. Ars Hispaniae, Vol. XV, Madrid, 1971. p. 288, il. 305.

 

Medidas:
Con marco: Altura = 68,5 cm; Anchura = 58,5 cm; Profundidad = 5,5 cm
Lienzo: Altura = 53 cm; Anchura = 42,7 cm
Técnica:
Pintura al óleo
Objeto:
Cuadro