Imaxe:

Cercanías de Vriesland

Autores/as:
Cronología:
1877[ca]

Por esta época Carlos de Haes se traslada al norte de Europa especialmente a Holanda y frecuenta localidades como Vriesland, donde realiza diversos estudios y cuadros de sosegados y simples parajes lacustres con ambientaciones brumosas y tonalidades grisáceas, y en los que deja patente pequeños retazos de su tierra natal siguiendo lo que ya fuera tradición en la pintura de su país.

Pero además Haes, sigue a sus maestros contemporáneos belgas inspirados en gran medida en los pintores holandeses del siglo XVII y que ya asimilaran los dictados que se desprendían de la pintura flamenca del siglo XV en aquel manifestar su gusto por lo cotidiano.
En esta obra observamos  elementos que son recurrentes en muchos paisajes de Haes  y que tienen una marcada apariencia de ordinarios, forman parte de la cotidianeidad laboral de los lugareños (el tramo de empalizada, viejas compuertas, un pequeño puentecillo rústico que  atraviesa aguas semiestancadas donde está varada una barca o un hombre lanzando su caña de pesca o el rutinario paseo de las aves acuáticas.
La representación de esos elementos en su normalidad le traslada a la naturaleza un sosiego que hace contrapunto a la inestabilidad generada por el cargado ambiente atmosférico, transforman el paisaje en vivido afablemente de un modo cercano a como hiciera primero John Constable y después sus seguidores de Barbizón.
La composición del cuadro se organiza en dos franjas horizontales de tierra y cielo que aparentan un tamaño similar si no fuera el engaño óptico que genera el cielo al reflejarse sobre las aguas  y proyectar sobre ellas la continuidad de las nubes. 
Haes también ha sido un maestro en el tratamiento de los celajes encapotados y sus dinámicas cambiantes mediante pinceladas más pastosas. Técnica que contrasta, sin embargo, con la pincelada más fina y transparente que define las sosegadas aguas de los primeros planos. Esa apariencia sutil que Haes da a las aguas, le va a permitir, en esos parajes sombríos del norte continuar jugando con los efectos lumínicos y sus matices y proyectar sobre las aguas una rica variedad de reflejos como se puede ver en la figura del pescador, el puente, la compuerta, aves o vegetación y celaje.
Técnica, que a la vez también difiere de la dada a la vegetación, a base de pinceladas más sueltas y llenas de frescura capaces de aglutinar y transmitir a la vez el aspecto húmedo del ambiente circundante. 
Estas diferencias de ejecución llevan a considerar a Haes un gran maestro de la técnica e introductor de una modernidad paisajística de efectos realistas  que termina desplazando tanto al paisaje romántico como a la pintura de historia que disfrutaba de gran éxito en la España del momento.

Ficha técnica

Número de inventario:
34
Materia / Soporte:
Lienzo
Cartón
Contexto cultural / Estilo:
Realismo
Autores/as:
Cronología:
1877[ca]
Clasificación:
Pintura
Iconografía:
Paisaje
Procedencia:
Depósito: Museo Nacional del Prado (17/02/1928)
Historial:

Depositado por el extinto Museo de Arte Moderno, por R. O. 17-02-1928.
EXPOSICIONES:
Año 2014: Auga doce, Fundación Cidade da Cultura de Galicia, Museo Centro Gaiás, Cidade da Cultura, Santiago de Compostela, 21-03-2014 a 14-09-2014.

Medidas:
Lienzo: Altura = 27 cm; Anchura = 40 cm
Técnica:
Pintura al óleo
Objeto:
Cuadro