Imaxe:

El Curro de Noia

Cronología:
1895[ca]

Paisaje urbano que plasma un rincón de Noia (A Coruña). De este cuadro se pueden desprender tres lecturas diferentes y sucesivas en las que confluyen el aprendizaje del pintor de las enseñanzas académicas realistas y, su propia experimentación con nuevas fórmulas pictóricas.
Así, en primer lugar y tras tomar apuntes del natural, Jenaro Carrero pinta un espacio definidor de su villa natal, (el mercado local), con arquitecturas de ciertas reminiscencias naturalistas y sobriedad cromática de tonos pardos y grises.
En segundo lugar tales arcadas acogen el bullicio de sus gentes en su devenir diario, el pintor recrea el ambiente y costumbres de la época situándonos en una escena popular que entronca con la tendencia regionalista de lo auténticamente popular que está en auge en esos momentos.
En tercer lugar, se observa la evolución de su trabajo creativo en el tratamiento de la indumentaria con una mayor proyección de los efectos lumínicos sobre el color, que aquí ve ampliada su gama  a los carmines en pañuelos y vestimenta. Este factor también contribuye a introducirnos en la esencia de lo popular, pero ahora a través del colorido de la indumentaria popular de la época.

Ficha técnica

Número de inventario:
4886
Materia / Soporte:
Tabla
Contexto cultural / Estilo:
Regionalismo; Pintura Gallega. Generación Doliente
Cronología:
1895[ca]
Clasificación:
Pintura
Iconografía:
Costumbrista. Escena
Arquitectura popular
Ferias y mercados
Procedencia:
Depósito Xunta. Depósito: Museo de Pontevedra (27/09/1995)
Historial:

Resolución de la Diputación Provincial de Pontevedra autorizando la cesión temporal con fecha 02/ 03/ 1995.

Medidas:
Con marco: Altura = 35 cm; Anchura = 46 cm; Profundidad = 5 cm
Tabla: Altura = 20 cm; Anchura = 31 cm
Técnica:
Pintura al óleo
Objeto:
Cuadro