Imaxe:

María Antonia Fernanda de España, esposa de Vittorio Amadeo III

Autores/as:
Cronología:
1757[ca]

María Antonia Fernanda, hija menor del rey Felipe V e Isabel de Farnesio, fue duquesa de Saboya y reina de Cerdeña por su matrimonio con Víctor Amadeo III en 1750. Este retrato podría ser uno de los primeros enviados a Madrid después de su llegada a la corte de Turín. La duquesa viste corpiño azul ajustado y lleva el cabello empolvado según la moda francesa del siglo XVIII. Otros accesorios destinados a expresar su elevado estatus son los encajes, las pieles, y el conjunto de joyas denominado aderezo, compuesto por un adorno de cabeza, pendientes, una joya de pecho y un broche que sujeta el manto. El cortinaje del fondo sirve como elemento de ambientación así como de atributo de dignidad según las tendencias del retrato oficial cortesano.

Al margen de lo artificioso que pueda parecernos, es un retrato oficial pero concebido de forma natural en el que el pintor busca una caracterización psicológica a través de la mirada aportándole, con la presencia del perro, una nota de cercanía humana.

Ficha técnica

Número de inventario:
318
Materia / Soporte:
Lienzo
Contexto cultural / Estilo:
Neoclasicismo
Autores/as:
Cronología:
1757[ca]
Clasificación:
Pintura
Iconografía:
Figura. Animal
Retrato. Femenino
Procedencia:
Depósito: Museo Nacional del Prado (15/10/1946)
Historial:

Procedente del Ministerio de Fomento. En época de Linares Rivas, se dejó en depósito, por Real Orden del 18-06-1896, en la Escuela de Artes y Oficios. Pasó al Museo de Bellas Artes, con la inauguración del mismo, por Orden del Patronato del 14-11-1967.

EXPOSICIONES:
Año 1988: Carlos III en Italia, 1731-1759. Itinerario italiano de un monarca español. Septiembre. Museo del Prado.

Medidas:
Con marco: Altura = 111 cm; Anchura = 91,5 cm; Profundidad = 7 cm
Lienzo: Altura = 99 cm; Anchura = 79 cm
Técnica:
Pintura al óleo
Objeto:
Cuadro