Imaxe:

Troncos

Cronología:
1976

Una constante en la obra de González Pascual fue la representación de la naturaleza, de la que tomaba apuntes del natural en el entorno de su casa de Mera (Ortigueira), que luego elaboraba en su estudio. Comienza representando los montes como grandes masa oscuras, para acercarse después a los bosques y a su interior de columnas de árboles, y terminar pintando los troncos cortados y las raíces. En estos montones de toradas abandona ya el recurso de la verticalidad y las curvas de los árboles en favor de la línea recta y de la horizontalidad de los troncos talados, amontonados sobre el suelo. En esta obra el aspecto general de horizontalidad no es estático, hay todo un juego de tensiones direccionales individualizadas, troncos que suben, bajan, se ocultan o aparecen dando dinamismo a la composición. Técnicamente, le interesa estudiar las formas y las texturas y para ello resalta las toradas fuertemente iluminadas sobre un fondo oscuro, lo que les confiere volumen. El enfoque próximo y la armonía de las gamas de ocres luminosos en las cortezas de los troncos logran transmitir una atmósfera de gran carga expresiva que revela el intento de domesticación de la naturaleza salvaje.

Ficha técnica

Número de inventario:
5250
Materia / Soporte:
Tablex
Contexto cultural / Estilo:
Nuevas figuraciones
Cronología:
1976
Clasificación:
Pintura
Iconografía:
Vegetal
Procedencia:
Depósito Xunta. Donación: González Abad, Carolina; Santiago Blanco, Manuel (26/04/2004)
Medidas:
Con marco: Altura = 78 cm; Anchura = 113,5 cm; Profundidad = 3 cm
Tablero: Altura = 73 cm; Anchura = 109 cm
Técnica:
Pintura al óleo
Objeto:
Cuadro